Televideo Seguridad Digital TSD, C.A.
Noticias Novedades en el Mundo de la Seguridad

05.10.2010

¿Seguridad o intimidad?
¿Seguridad o intimidad?

La instalación de cámaras de seguridad en los espacios públicos siempre se consideró una medida desproporcionada para un pueblo como el palmero, acostumbrado, desde siempre, a dejar las llaves en las puertas de las viviendas. La confianza en los ciudadanos mostrada por generaciones recientes, no hace tanto de aquello, coincidía en el tiempo con hurtos "simplones", chiquilladas en las huertas del vecino que acababan con la riña materna. La situación está cambiando. Ya ha cambiado.

Primero lo estudió Santa Cruz. Abrió el debate sobre cómo controlar zonas de ocio como el "cuadrilátero" o El Puente, desechando, al final, la tecnología del visionado y apostando por una mayor presencia policial. Luego fue Breña Alta. Decidió poner cámaras para, rizando el rizo, controlar el correcto depósito de la basura en los contenedores más "problemáticos", después de las denuncias ciudadanas presentadas por la inconsciencia de algunos vecinos, los menos, a la hora de dejar los residuos. Ahora, Breña Baja da un paso más allá y decide, con dinero del Fondo Estatal de Inversión Local, vigilar media docena de edificios y espacios públicos. El ayuntamiento aprovechó que una parte del conocido por "Plan Zapatero" hablaba de la modernización de los sistemas informáticos y nuevas tecnologías, para colocar artilugios de seguridad.

Controversia.- Con las cámaras hay una controversia evidente. Una parte de la ciudadanía entiende que la seguridad está por encima de todas las cosas, que el "bueno" no tiene nada que temer por ser vigilado; y otros, al contrario, entienden que se les resta una parte de su derecho a la privacidad. "Nosotros no queremos quitar ni un ápice de la intimidad de las personas, cumpliendo con todo lo que se dice en la normativa. Se vigilan espacios y edificios públicos, pero siempre pensando en la seguridad de las personas", asegura el alcalde de Breña Baja, Jaime Sicilia, quien aclara que las cámaras instaladas "no están escondidas en ninguna parte sino que están colocadas en un sitio visible, perfectamente señalizadas con un cartel amarillo en el que se indica claramente el lugar donde aquellos que lo deseen pueden reclamar por estos dispositivos y la ley a la que esta iniciativa se acoge".

Menudeos.- Las cámaras están instaladas en el propio Ayuntamiento de Breña Baja, el Centro de la Mujer y la Oficina de Turismo ubicada en Los Cancajos, entre otros edificios públicos, para controlar zonas que no son problemáticas desde el punto de vista de la seguridad, aunque es cierto que en alguna de ellas se han registrado menudeos de drogas y roturas en mobiliario urbano. "Es indudable que los edificios públicos tiene que ser vigilados. Los tiempos, desgraciadamente en este caso, han cambiado, y muchas veces por falta de vigilancia se producen ciertos actos de vandalismo que sería bueno desterrarlos", aunque "nuestros ciudadanos tienen que estar tranquilos y saber que no estamos intentando controlar, ni mucho menos, la vida de nadie sino dar mayor seguridad para todos", hace especial hincapié el regidor municipal.

Jaime Sicilia se resiste a reconocer que la instalación de cámaras en el municipio está ligado directamente con el aumento de un vandalismo que todavía no es ni tan siquiera comparable al que se registra en otras ciudades turísticas de Canarias. Aún así, y pese a que Los Cancajos en uno de los núcleos del sector terciario más seguros de las Islas, su paseo marítimo presenta un estado ciertamente penoso, tras el destrozo de mobiliario urbano único, con paneles informativos sobre la riqueza de la zona que costaron unos 18.000 euros y de los que ahora ya solo quedan los soportes. "Es una de las zonas en las que también se pondrán cámaras, una herramienta para conservar lo que tenemos", dijo el regidor local, quien asumió que "aveces por unos pocos, pagamos todos y está claro que un gasto municipal importante, con dinero público, se pierde en cuestión de horas".

Las visiona la Policía.- Otra de las situaciones que genera dudas entre la ciudadanía, no sólo en Breña Baja, como es lógico, sino en cualquier municipio o ciudad con estos instrumentos, es el posterior visionado de las cámaras, ojos que nunca duermen capaces de "trabajar" incluso de noche. No es sólo que te graben, sino el desconocimiento de quién tiene luego la potestad para analizar las cintas.

Jaime Sicilia fue contundente: "Los únicos que pueden ver las cámaras, al menos en nuestro municipio son los agentes de la Policía Local. No es que se está todo el día viendo un monitor para saber lo que ocurre en el pueblo, no es eso, simplemente se tienen por si ocurre algo, cualquier vandalismo, recurrir a lo grabado para tratar de identificar a los autores". ¿Seguro?

Historial
Octubre 2010 Septiembre 2009 Agosto 2009 Mayo 2009 Abril 2009 Marzo 2009 Febrero 2009 Enero 2009 Diciembre 2008 Noviembre 2008 Octubre 2008 Septiembre 2008
 
  InicioLa EmpresaNoticiasContactoSolicitud de Presupuesto